La audiencia está a cargo del juez Richard Concepción Carhuancho, quien debe decidir si envía a prisión preventiva por 36 meses a la hija del expresidente Alberto Fujimori. EFE

El futuro de Keiko Fujimori queda en manos de un juez en Perú

Lima .- La justicia peruana reanudó el viernes una audiencia sobre el pedido de prisión para la líder opositora Keiko Fujimori, quien está bajo la lupa de un fiscal anticorrupción tras regir los destinos de Perú desde las sombras los dos últimos años.

La audiencia está a cargo del juez Richard Concepción Carhuancho, quien debe decidir si envía a prisión preventiva por 36 meses a la hija del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) y a otros 10 dirigentes y cuadros de su partido, el más votado en los comicios generales de 2016.

La fiscalía los acusa de conformar una «organización criminal» dentro del partido fujimorista, que recibió y encubrió 1,2 millones de dólares aportados ilegalmente por la empresa brasileña Odebrecht a la campaña de Keiko en 2011.

En paralelo, una crisis interna estalló esta semana en el monolítico partido fujimorista Fuerza Popular (derecha populista), que controla el Congreso, que puede derivar en un quiebre.

El juez anunciará su decisión posiblemente este fin de semana, tras escuchar los alegatos del fiscal José Domingo Pérez y de los defensores de cada uno de los 11 investigados.

«El imputado Vicente Silva Checa está vinculado con la cúpula» que operaba como «una organización criminal» dentro del partido, dijo el fiscal al sustentar este viernes el pedido de prisión preventiva para este abogado, al que acusa de ser asesor en las sombras de Keiko.

La popularidad de Keiko se ha desplomado, con 86% de desaprobación, nivel comparable solo al de su padre cuando colapsó su gobierno por un escándalo de corrupción generalizada y se marchó a Japón.

El expresidente de ancestros japoneses, de 80 años, está internado en una clínica en calidad de detenido desde que hace 23 días la justicia anulara el indulto que obtuvo mientras cumplía una condena de 25 años por crímenes contra la humanidad y corrupción. EFE

Deja un comentario